¿Cómo comprar una casa si soy comerciante o tengo un negocio?

¿Cómo comprar una casa si soy comerciante o tengo un negocio?

Si tu sueño es dejar de rentar y te preguntas ¿cómo comprar una casa si soy comerciante o tengo un negocio? ¡llegaste al lugar indicado!

Opciones para comprar una casa si soy comerciante o tengo un negocio

En México se forman alrededor de 600 mil hogares año con año y pensando en esta necesidad las instituciones hipotecarias han creado nuevas formas para que cada vez más personas logren tener un patrimonio.

Sin embargo por lo menos 9.04 millones de familias aún no logran adquirir un inmueble debido a que no todos cuentan con facilidades como Infonavit o Fovissste y si tú eres uno de ellos más adelante te daremos opciones que te ayudarán a consolidar tu patrimonio.

-¿Cómo comprar una casa si soy comerciante con Infonavit?

Aunque no lo creas, Infonavit también tiene créditos hipotecarios para aquellos que laboran de manera independiente.

Para solicitarlo requieres:

Estar dado de alta en el SAT y no tener atrasos o adeudos.
Debes contar con una cuenta en Bansefi con un sistema de ahorro de por lo menos 12 meses de antigüedad.
Estar inscrito en el IMSS como trabajador independiente.
Tener una cuenta en una AFORE. ¿No sabes si ya la tienes? Da click aquí.
No haber ejercido un crédito Infonavit anteriormente.
No haber tenido un trabajo formal durante los últimos dos años.

Así como el crédito tradicional, esta modalidad te presta el monto de acuerdo a tu edad, la aportación mensual que realices y tu monto de ahorro en Bansefi.

Este crédito puede cubrir hasta el 80% del valor de la vivienda y lo restante con tu ahorro Bansefi.

Recuerda que las aportaciones las debes realizar tú y son clave para el monto que te calcula Infonavit.

Crediferente

Esta modalidad es generada por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) en apoyo a quienes tienen un negocio o son trabajadores independientes y no cuentan con Infonavit.

El crédito hipotecario que otorgan es a través de bancos y Sofomes (Sociedades financieras de objeto múltiple).

Y para ello debes comprobar tus ingresos. Te compartimos algunas formas en que puedes hacerlo:

  1. Copia de la última declaración de impuestos ante la Secretaría de Hacienda.
  2. Necesitarás un estado de cuenta de ahorros, inversiones en bancos o afines.
  3. Copias de comprobantes de los últimos 6 meses que constaten que el monto ahorrado es igual o mayor a la mensualidad que pagarás por el crédito hipotecario.
  4. Comprobantes que demuestren que has pagado otro tipo de créditos con una mensualidad similar al hipotecario.
  5. Comprobantes sobre la renta de un inmueble manera puntual. Esto debe corresponder a un 5% más que lo que abonará al crédito hipotecario, si no es así debes ahorrar esa cantidad por 6 meses.

Ya que tengas estos requisitos listos, la institución te realizará un estudio socioeconómico para determinar el monto que te prestarán.

Es importante que consideres que únicamente te prestarán el 90% y hasta más de 900 mil pesos.

El plazo será el que tú elijas y puede ser de 10, 15 y 25 años.

En cuanto a la tasa de interés será fija de 13.5% anual. Además debes considerar el pago de un seguro de cartera con el cual la entidad se respalda la falta de pago.

SOFOMES

Estas entidades otorgan varios tipos financiamientos y cuentan el aval de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Te ofrecen ser intermediarios para un Crediferente, también te brindan la opción de otorgarte un crédito hipotecario.

Si deseas un crédito hipotecario deberás cumplir con los mismos requisitos que con Crediferente.

Si cuentas con un negocios puedes utilizar recibos de honorarios, estados de cuenta bancarios y constancias de servicios.

Prevé que revisarán tu buró de crédito y realizarán un estudio socioeconómico.

Además te dan la opción de unir el crédito con el de tu pareja.

¡Mucho cuidado! Antes de realizar cualquier trámite corrobora que se encuentren en el Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).

-Bancos

Los bancos operan muy similar a Crediferente y a las SOFOMES, así que los requisitos son casi los mismos.

Además de esto, te solicitan comprobar una antigüedad mínima de 2 años en tu negocio o trabajo independiente. Esto lo puedes realizar descargando una plantilla que otorga el SAT.

También te puede interesar: ¿Qué hago si no tengo Infonavit y quiero casa?

Es importante que consideres un ahorro de por lo menos el 20% de la vivienda para pagar el enganche. Recuerda que tu calificación en buró de crédito también será fundamental.

¿Quieres más información? Da click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: